Jueves, 19 de Julio de 2018

CELEBRACIÓN

Dia de San Juan en el Centro Soriano Numancia de Buenos Aires

Con la presencia del Consejero de Trabajo y Seguridad Social de la Embajada de España, José Luis Mira Lema, el Secretario General, Juan Francisco Hernández Alfaro, la Presidente del CRE Maite Michelon, la escritora Araceli Jimenez, socios y amigos, el Centro que preside Pilar Berzosa Esteban festejó en el Hotel Bristol, de la ciudad de Buenos Aires, el Día de San Juan.

La Presidente dio la bienvenida e inició el acto felicitando a Juan Hernandez en el dia de su onomástico y entregándole un obsequio.

Seguidamente, el bodeguero vascosoriano Juan Goyenechea y su hijo Manuel informaron acerca de las variedades de vinos, las condiciones en que se las produce, la historia de la firma y muchos otros temas de interés, a medida que se iban degustando las bebidas.

"Goyenechea" fue fundada en 1868 por los hermanos Santiago y Narciso Goyenechea, emigrantes españoles que iniciaron sus actividades comerciales con almacenes de vinos y licores en Buenos Aires, adquiriendo después la finca y bodega de Villa Atuel. (...) Hoy la quinta generacion Goyenechea mantiene la propiedad y direccion de la firma, constituyéndose así como una de las bodegas más antiguas del país".

Finalizada la amena charla, se invitó a los presentes a formular preguntas, las que fueron respondidas con cordialidad por los disertantes.

Sin título

Cerró este cálido encuentro el Padre Pablo Hernando Moreno, quien expresó: "a los veinticuatro años vine a la Argentina, a una misión que habiamos abierto en Cafayate, donde le conocí a Manuel, que nos ayudó a construir todo lo que fuimos haciendo alli. (...) La fiesta de San Juan siempre ha sido muy significativa para todos nosotros. En la iglesia San Agustin, que se hizo en 1906, en uno de los vitrales está la imagen de San Juan Bautista. Tambien sobre la pila bautismal, la familia Unzue-Baudrix colocó una tapa de bronce con una imagen de San Juan Bautista que hubo que guardar en un museo, porque algunos se dedican a llevarse lo que no es de ellos". Nacido en Soria, se refirio a sus nombres y a una singular costumbre de sus padres burgaleses: "en Huerta de Rey nos pusieron nombres raros. Yo me llamo Pablo de la Cruz y mi segundo nombre es Antimo (...) nos pueden buscar en google: "pueblo de los nombres raros"*.

Fue una iniciativa original de la Presidente, que permitió conocer acerca de una familia y una tradicion en la provincia de Mendoza, al tiempo que se compartía un grato momento.