Lunes, 23 de Octubre de 2017

ANÁLISIS

Baleares por el Mundo acusa al Govern de intentar "exterminar" las Casas Regionales

La asociación Baleares por el Mundo, vuelve a analizar en un nuevo artículo la situación en la que se encuentras las Casas y Centros Baleares en el exterior y que les ofrecemos de manera íntegra. 

"A los agoreros sobre el destino de las Casas y Centros Baleares en el exterior, finalmente habrá que agradecerles haber advertido a quienes sostenemos que, a pesar de la errática política del Govern se sigue, como se puede, tratando de mantener vivos los sentimientos, cultura y relaciones con nuestras Islas.

La desaparición de las instituciones sin el obligatorio e incumplido apoyo de las Autoridades era cuestión de tiempo, dijeron, y se sentaron a esperar que la debilidad las diluya como sal en el agua. Y no es una cuestión económica, como quisieron hacer creer, sino una política de asfixia, agobio y olvido a una porción de nativos, ciudadanos españoles y descendientes que por motivos históricamente conocidos, fueron víctimas de las circunstancias que los condenaron al éxodo de su tierra natal y las consecuencias que eso trajo.

Haberlo alertado nos entristece, pero no nos transforma en un colectivo resignado, por el contrario, con todas las dificultades por delante las Casas y los Centros, dentro de su debilidad, continúan sosteniendo los valores de la balearidad que otros desprecian, incumplen o intentan hacerse los distraídos. No están, al parecer, en condiciones de reconocer el mal que le hacen diariamente al trabajo hecho, bajo la protección de sabias leyes y normativas.

Una de las estrategias de este plan de progresivo intento de exterminio, quizá no reconocida pero visible, es debilitar las instituciones y si es posible no solo no desconsiderarlas sino eliminarlas. En este sentido, queremos recordar que sería muy interesante que las actuales autoridades destinen un personal para leer las Actas de los Consejos de Comunidades  y conozca no solo lo realizado en todos estos años junto al Govern  (que por su estructura y con el fin de formar gobierno, se ha integrado con  representantes de formaciones con filosofías distintas o/y opuestas entre sí).y por sus propios medios, sino las resoluciones tomadas y nunca cuestionadas que se pusieron en práctica y se aceptaron como tales y hoy no parecen tener la vigencia y visibilidad que requieren.

Solo vamos a tomar un ejemplo: La Mesa Coordinadora de Casas y Centros Baleares. Organización clave para lograr la coordinación y elaboración de proyectos comunes y sostener un accionar colectivo y coherente en todos los lugares del mundo donde hubiera instituciones representativas del Ser balear.

La instancia fue creada, en sus orígenes, por un pedido de las Autoridades y simultáneamente, por la Casas y Centros que sentían la necesidad de unir ponencias frente a los requerimientos de los Consejos. Acuerdo fundacional que se plasmó en reuniones altamente productivas que llevaron a resolver un sin número de problemas. ¿Cuál es su actual estado de actuación?

Lamentablemente debemos decir que lo convenido con el Estado de las Islas Baleares no ha sido cumplido en cuanto al apoyo y  fomento comprometidos, aceptados y reglamentados oportunamente.

Este organismo parece haber ingresado en el camino del exterminio inducido y, desde ningún punto de vista, es admisible la conducta unilateral para con los baleares fuera de las islas.

Incrédulos de que esto podría ser un error o desconocimiento es bueno preguntarse por qué no se alimenta, vivifica, anima por parte del Govern este órgano democrático y útil a los fines perseguidos por las leyes y normas que nos rigen.

Según la reglamentación aprobada oportunamente, entre sus fines, está el de “Crear vínculos de reciproca comunicación y apoyo entre la Comunidad Autónoma, los Centros y la Casas”. ¿Puede alguien oponerse a este loable propósito?

 Muy cómodo sería responder con un ¡no! rotundo, lamentablemente caeríamos en un error. Por una razón u otra (que se las oculta) las acciones indican que la Mesa Coordinadora de Casas y Centros de Baleares en el exterior no ha tenido, hace ya un tiempo, el necesario e imprescindible interlocutor oficial que en el pasado, fue parte del necesario y constructivo diálogo que nos estamos debiendo."