Viernes, 23 de Febrero de 2018

ENTREVISTA A BEGOÑA SERRANO, DIRECTORA GENERAL DE EMIGRACIÓN DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

“No vamos a dejar a ningún retornado sin ayudas, con presupuesto o sin él”

Comienza el año en la dirección general de Emigración del Principado de Asturias con la  incertidumbre propia de una prórroga presupuestaria, después de que el Parlamento rechazara los presupuestos de 2018. Un contratiempo que obligará a la directora general de Emigración, Begoña Serrano, a ajustarse el cinturón un poco más y hacer nuevas cuentas.

¿Esperaba empezar el ejercicio teniendo que tirar de un presupuesto idéntico al del pasado?

En política siempre puede pasar cualquier cosa, pero lo cierto es que habíamos puesto muchas expectativas en el año 2018 y por la primera vez se había previsto una subida muy importante en las partidas de Emigración; debido a la puesta en marcha nuevos programas y a la celebración del  Congreso Mundial de Asturianía. Ahora tendremos que ver qué programas podemos salvar y cuales se van a perder pues el crédito será el inicial del año 2017 y este se había incrementado con modificaciones presupuestarias.

¿Cómo se cerró 2017 en cuanto a ejecución presupuestaria?

La ejecución presupuestaria fue muy alta, a falta del cierre del ejercicio, podemos decir que estamos muy satisfechos. Si se tiene en cuenta el programa de partida podemos estar por encima del 100%.

El retorno, especialmente de países como Venezuela les ha obligado a añadir partidas adicionales a lo largo de 2017; en concreto 97.000 euros, de ahí que la previsión era aumentar en un 60% los fondos destinados a este concepto en el presupuesto de 2018. ¿Cómo esperan resolverlo, cuando además las solicitudes de ayudas no cesan?

La población asturiana que está retornando de Venezuela lo está haciendo en una situación económica y unas circunstancias muy duras. Estamos hablando en la mayoría de los casos de personas que tenían recursos y solvencia económica, y están retornando sin nada. Actualmente tenemos un sistema que agiliza los trámites y nos permite atender las necesidades en un breve periodo de tiempo. Lo que puedo asegurar es que cuando se acabe el dinero de la partida presupuestaria, desde luego buscaremos recursos de otros programas, de otras partidas, pero no vamos a dejar a ningún retornado sin ayudas . Ni de Venezuela ni de ningún otro país.

Han renovado recientemente el convenio con Fundación España Salud, precisamente en Venezuela ¿Está satisfecha sobre cómo está funcionando este servicio?

Estamos satisfechos porque las personas que son atendidas dentro de la Fundación lo están, y nos lo transmiten. Es el mejor sistema que tenemos a nuestra disposición y vamos a seguir potenciándolo y ampliándolo. Esperamos que a las ochenta personas que son atendidas en la actualidad, se sumen algunas más este año. Además en Venezuela se ha firmado un nuevo convenio con la Fundación del Centro Asturiano de Caracas,  por un importe de 10.000 euros, lo que permite ofrecer atención ambulatoria, de medicamentos, atención social, lo que completa muy bien el trabajo de la Fundación Salud.

¿Qué otros convenios de atención socio-sanitaria mantiene Asturias con otros países?

En Argentina tenemos un convenio la Residencia Tinetense que atiende a unos treinta asturianos y en Brasil, en concreto en Sao Paolo, tenemos un convenio con un centro de día al que asisten unas cuarenta personas, que os puedo asegurar que viven cada día como si fuera una fiesta. Pude comprobar personalmente el trabajo que se está haciendo, y realmente es impresionante, muy reconfortante.

¿Como está la situación  de los asturianos de Cuba?

A diferencia de lo que puede parecer, en Cuba por ejemplo existe asistencia sanitaria pública; lo cual es una gran ventaja sobre otros países de su entorno. La mayor parte de los asturianos que viven en zonas turísticas y trabajan en ese entorno tienen una vida digna, o los que tienen familia en EE.UU ó Europa; sin embargo los mayores que están solos y viven de una pensión, necesitan ayudas porque lo están pasando mal. Tenemos asturianos pasándolo muy mal en Cuba, aunque también tenemos una parte de la colonia en buena situación.

Hay varios asuntos que tiene sobre su mesa. Uno de ellos es el V Plan de Emigración ¿En qué situación se encuentra?

Está listo, sin embargo con la prórroga presupuestaria tenemos que modificar todo lo relativo a las partidas y tenemos que rehacer la parte económica. Para finales de mes o principios del próximo,  queremos que esté cerrado para que pueda ser aprobado por el Consejo de Gobierno. Este año también tenemos que valorar un cambio en la cronología del  Plan, muy posiblemente  será del 2018 hasta el 2021. Tenemos que ir a planes que tengan un año de prórroga para tener tiempo de evaluar y hacer un plan nuevo, porque si no, no da tiempo.

¿Habrá una especial atención al retorno en el V Plan de Emigración?

Desde luego, a las ayudas se suman otras iniciativas. La previsión es destinar más de dos millones de euros al Plan de Retorno de Talento. De momento en la convocatoria de 2017 ya sabemos que ha habido solicitudes. Hay que tener en cuenta que  muchos jóvenes que están fuera, están trabajando en lo que les gusta, tienen buenos salarios, aunque no todos. Nos consta, eso sí, que fuera de este programa ha habido contactos e incluso se ha firmado ya algún contrato entre asturianos en el exterior y empresas asturianas. Otro de los aspectos que se recogen en el V Plan de Emigración es algo que consideramos especialmente importante, y que es trabajar en la vinculación de los asturianos del exterior con la Universidad de Oviedo.

El pasado mes de diciembre se reunía la Comisión Delegada del Consejo de Comunidades Asturianas y en ella se puso sobre la mesa el método que se llevará a cabo para trazar las lineas generales del reglamente que regirá la nueva Ley de los Asturianos en el Exterior. ¿Se está trabajando ya?

El método es el que seguiremos para todo documento, la posibilidad de trabajar recogiendo aportaciones. El primer borrador ya está colgado. Todos los miembros del Pleno tienen sus claves y pueden ir haciendo aportaciones. Un reglamento desarrolla una ley, y la Ley  de Asturianía tiene algunas enmiendas. Algunas de ellas muy enriquecedoras que interesaría incorporar. Las hay que son de calado y el reglamento en el que tenemos que trabajar, si eso cambia, también cambiaría.

¿Alguna previsión de cara a la aprobación de la Ley de Asturianía que está siendo tramitada en el Parlamento Asturiano?

La Ley está aprobada por el Gobierno. Hubo algunas observaciones por parte de los letrados que era necesario subsanar. Ahora mismo estamos esperando que la comisión comience a trabajar, no creemos que tenga una tramitación muy larga, ya que existe bastante consenso y en general las enmiendas del resto de los partido son asumibles. Las leyes y Planes de Emigración tienen que salir con el mayor consenso posible, ya que no podemos cada cuatro años, si gobiernan unas siglas distintas, andar cambiar las leyes. La del 84 salió por unanimidad, esperamos que esta también, si no es posible, saldrá por mayoría.

¿Qué aportará la Ley de Asturianía a la legislación actual, del año 1984?

Teníamos una Ley para Asociaciones y Centros Asturianos, y esta nueva normativa incluye los derechos de las personas. Apuntala los programas sociales y la Escuela de Asturianía. Apuntala los programas que dependían del gobierno de turno.  Los asturianos en el exterior  demandan estos programas y nos han exigido que se incluyan para que obligue a su cumplimiento y garantice su continuidad.

Las cosas han cambiado mucho desde el 84, también para los Centros, por eso se necesitaba que hiciéramos una ley moderna para los emigrantes y que fuera inclusiva, que no dejara fuera a nadie. Una Ley para los emigrantes, no sólo para las asociaciones de emigrantes fuera. Y que la adaptásemos a la situación actual.

Este año se celebrará el Congreso Mundial de Asturianía ¿Qué nos puede avanzar a sobre él?

Hasta que no tengamos presupuesto no sabemos nada, con la prórroga ya no está asegurado. Ya depende de créditos extraordinarios que, como sabes, deben pasar por el Parlamento. Lo que teníamos previsto era que fuera participativo, no sólo el congreso sino el trabajo previo, que estuviesen aquí todos los representantes de los emigrantes, hacerlo coincidir con eventos de jóvenes y que tengan un papel importante. Y trabajar el tema de la igualdad.

Aparte de los aspectos económicos ¿Qué otras cosas le preocupan a la directora general de Emigración?

De cara al año 2018 nuestro objetivo es poner en marcha la red de voluntariado,  porque hemos hecho cosas en ese sentido, pero menos de lo necesario. Es importante para el trabajo social sólo tenemos voluntariado en Argentina y Uruguay. Hemos desarrollado poco esta acción el Plan de Emigración anterior. Y ya es imprescindible crear una red de jóvenes. Es muy importante también trabajar la viculación de los asturianos de fuera con la Universidad de Oviedo.

Su agenda siempre está en rojo, siempre hay viajes previstos ¿A dónde se desplazará en este 2018?

Este año tenemos cita con el Centro Asturiano de México, que celebra su Centenario, con el Centro Juventud Asturiana de Siero y Noreña de Buenos Aires que también celebra el centenario, con los asturianos de Venezuela y los de Cuba, como cada año. Es importante la cita anual de abril con los presidentes de los Centros Asturianos de América que coincide con el aniversario del Centro Asturiano de Buenos Aires. A eso hay que añadir el Día de Asturias en la Emigración, el Día de les Lletres Asturianes en el Axterior, y algunos más que se nos olviden, pero aún no está la agenda confeccionada, no participaré en todos, aquí hay mucho trabajo. Y están  los centros de España y resto de Europa con los que estaremos en sus eventos también.