Sábado, 19 de Agosto de 2017

INAUGURACIÓN

Puesta de largo de la Asociación de Amigos del Archivo de Indianos-Museo de la Emigración

La Asociación de Amigos del Archivo de Indianos-Museo de la Emigración, se presentaba ayer en la localidad asturiana de Colombres, donde se levanta la majestuosa Quinta Guadalupe que aloja el Museo. Veinte empresarios con vínculos con España, que han desarrollado su vida y su actividad en México, han sido los ideólogos e impulsores de esta asociación que preside Antonio Suarez. 

Al acto que tuvo lugar en la carpa del archivo y que tuvo como maestro de ceremonias al propio director del Archivo Santiago González Romero, comenzó con el himno de España seguido del de México, y estuvo presidido por el presidente del Principado, Javier Fernández, quien en su intervención puso en valor la importancia que tiene la colaboración entre la iniciativa pública y la privada y puso como ejemplo el propio museo. "¿La Fundación Archivo de Indianos hubiera podido sobrevivir sin la colaboración entre la iniciativa pública y la privada?", se preguntó Fernández, quien señaló que la andadura hubiera sido fallida sin la "contribución generosa" de aportaciones privadas.

2017_08_08 Presidente intervención archivo Indianos1 (1)

Previamente Santiago Romero se había referido a la gran crisis que sufrió el Museo y que estuvo a punto de abocarlo al cierre. Gracias ( la palabra que más sonó durante la jornada) "a la contribución generosa de los miembros de la Asociación", dijo, pudo evitarse. 

El empresario Antonio Suárez, con orígenes en la localidad asturiana de Sobrescobio, hizo entrega del segundo libro de Historias Familiares editado por el propio Archivo, y en el que cuenta la suya  y la de su familia, formará a partir de ahora de los fondos del Museo. Suárez, en una intervención muy sentida, con muchas referencias a la gesta de la emigración, a las "madres que despidieron a sus hijos siendo niños y a los que en muchos casos no volvieron a ver nunca y que han dejado sus huellas más allá del océano", contagió de su emotividad un espacio y a los emigrantes que escucharon atentamente su intervención.

El presidente de la Asociación, destacó que el Museo "debe ser el referente de toda la emigración española, lo que contribuirá a poner a Asturias un poco más allá en el mapa". Antonio Suárez afirmó que la aportación de los  empresarios hispano-mexicanos, una buena parte de los veinte son asturianos, es solo "un granito de arena", que sin embargo les llena de ilusión y de orgullo. Una pequeña representación de los mecenas participaron en el acto, entre ellos brillaba especialmente el empresario llanisco Juan Antonio Pérez-Simón, que no suele prodigarse en actos de esta naturaleza,  mucho menos en los medios de comunicación. 

2017_08_08 Presidente archivo de Indianos7

Tras el acto de presentación, las autoridades entre las que destacaron el embajador y cónsul de México, dos ex-presidentes del Principado como Pedro de Silva y Antonio Trevín, la directora general de Emigración, Begoña Serrano y la presidenta del Consejo de Comunidades Asturianas, Paz Fernández Felgueroso, el presidente de la Fundación Archivo de Indianos y varios miembros del Patronato, representantes de Centros Asturianos,  y varios alcaldes de concejos cercanos, así como los invitados, recorrieron las instalaciones del Museo  especialmente la sala impulsada por el Banco Popular y dedicada al mundo empresarial allende los mares, que recoge las historias familiares y personales de estos empresarios.

A su término, tuvo lugar una espicha en la carpa situada junto al museo, en la que corrió la sidra y un sonido tan familiar en Asturias como el de la gaita y el tambor.