Lunes, 20 de Noviembre de 2017

PROYECTADA DENTRO DEL FESTIVAL SACO

Emoción a flor de piel en la presentación de "La Plomada" en Oviedo

El realizador Luis Argeo y uno de los protagonistas, además de productor ejecutivo de la cinta Toni Carreño durante el coloquio posterior a la proyección
El realizador Luis Argeo y uno de los protagonistas, además de productor ejecutivo de la cinta Toni Carreño durante el coloquio posterior a la proyección

La producción astur-americana La plomada, cuyo título original es The Weight of Remembering, dirigida por los cineastas Luis Argeo (Piedras Blancas, 1975) y James D. Fernández (Nueva York, 1961) se vió por primera vez en España el pasado domingo, en el Teatro Filarmónica de Oviedo y dentro del festival SACO, Semana del Audiovisual Contemporáneo de Oviedo y es que no en vano ambas ciudades están hermanadas. 

La Plomada, de 55 minutos de duración,  sigue la estela del anterior documental de Argeo y Fernández. Un legado de humo (2014), donde ya trazaron el cruce de pasado y presente de la colonia española que hace 100 años trabajó en las fábricas de cigarros tampeñas y que dieron a la ciudad el sobrenombre de “capital mundial del tabaco”. Como aquella, esta nueva película fue rodada en las calles y fábricas de West Tampa e Ybor City, y el peso de su trama continúa apoyándose en sus habitantes de origen español (emigrantes asturianos en su mayoría), y en los vestigios de una época y unas gentes que están ya a punto de desaparecer. Para acercar al público a este capítulo histórico semiolvidado, Argeo y Fernández siguen apostando por pequeñas historias cotidianas, convencidos de llegar a lo mayúsculo a través de la suma de hechos minúsculos.

Mientras, en lo formal, el marco de su cine documental sigue difuminándose, pues no renuncian al empleo de herramientas del cine de ficción, un guión narrativo y un personaje ficticio que viaja a la ciudad para averiguar el significado de la misteriosa plomada de pescar que su abuelo, emigrante asturiano pasado por Tampa, guardó durante toda su vida con gran celo. 

unnamed (1)

La película ha podido terminarse tras permanecer un año aparcada por falta de medios. El Centro Español de Tampa, una de las sociedades benéficas más antiguas del estado de Florida, fundada en 1891 por emigrantes tabaqueros, acudió al rescate de la producción y, adquiriendo el rol de coproductora del film, ha hecho posible que Argeo y Fernández pudieran terminar el montaje y postproducción de su trabajo. El Centro Español de Tampa se encargó también de la recepción y los actos que roderaron el estreno de La Plomada en el legendario Tampa Theatre, el pasado 15 de enero.

En el año 2013, Luis Argeo y James D. Fernández ya dirigieron La paella de Daniel Albert, grabada en California con un descendiente de emigrantes alicantinos. Además, Luis Argeo estrenó en 2006 su primera película, AsturianUS, que recupera la presencia de obreros asturianos en las primeras fábricas siderúrgicas de Virginia Occidental y Pensilvania. Juntos lideran el proyecto archivístico documental Ni frailes ni conquistadores: Spanish Immigrants in the US.