Sábado, 10 de Diciembre de 2016

SUFRIÓ UN INFARTO CERCA DEL MONTSACRO

Fallece un directivo del Centro Asturiano de Oviedo en una ruta de montaña

Javier Llaneza, segundo por la izquierda, vestido de azul, en la salida de la ruta en la plaza de la Catedral. Foto: Alex Piña
Javier Llaneza, segundo por la izquierda, vestido de azul, en la salida de la ruta en la plaza de la Catedral. Foto: Alex Piña

Lo que empezó siendo un día lúdico y de confraternización terminó en tragedia para Francisco Javier Llaneza Sánchez  y el grupo de casi 300 personas que lo acompañaban. Javier Llaneza de 57 años, casado y padre de dos hijos trabajaba en Hidroeléctrica y era directivo del Centro Asturiano de Oviedo.

Cuando regresaban de las capillas del Monsacro, la conocida como Ruta de las Santas Reliquias  de 17 kilómetros de distancia y cuya salida la dieron los alcaldes de Oviedo, Wenceslao López, y Morcín, Jesús Álvarez Barbao; y el padre Ángel García, Francisco Javier se sintió mal. Sus compañeros alertaron al 112 y tras una intensa reanimación no  se pudo hacer nada por salvarle  la vida.

Según el relato del SEPA,  "el Grupo de Rescate de Bomberos, a bordo del helicóptero medicalizado, atendió y trasladó al afectado al Hospital Universitario Central de Asturias, donde finalmente falleció. El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 15.39 horas, indicando que un varón que estaba con un grupo de excursionistas en el Monsacro no se encontraba bien. Señalaron que estaban a entre doscientos y cuatrocientos metros de la capilla de Santiago, en la cima de la montaña. De inmediato se movilizó al Grupo de Rescate, a bordo de la aeronave medicalizada. El médico rescatador le practicó en la zona una reanimación cardiopulmonar (RCP) como ya habían hecho previamente los acompañantes del fallecido"

El presidente del Centro Asturiano de Oviedo, Alfredo Canteli lamentaba su fallecimiento en declaraciones al diario El Comercio poco después de conocerse la fatal noticia y de decía de él que "Era una persona muy dulce y entrañable, buen compañero y muy colaborador".

El lunes, a las cinco de la tarde, se celebrará el rito exequial de despedida y su cuerpo se trasladará al cementerio de El Salvador, donde recibirá cristiana sepultura.