Viernes, 17 de Noviembre de 2017

UN TROCITO DE ZARAGOZA EN CURITIBA

35º aniversario del grupo Raza Aragonesa en Curitiba- Brasil

Una celebración por todo lo alto, con más de 600 personas que se juntaron también para celebrar el Día del Pilar y la Fiesta Nacional de España. Estuvieron presentes muchas autoridades locales y miembros del Cuerpo Consular de Estado de Paraná.

El  Día de la Virgen del Pilar - Reina de la Hispanidad se celebraba en el Centro Español  desde hace más 40 años por Saturnino Hernando Gordo, ex Cónsul Honorario de España en Curitiba. Pero desde que se instituyó oficialmente el 12 de octubre Fiesta Nacional de España, hace ya 30 años, que también se celebramos la Fiesta Nacional.

Actualmente la fiesta es organizada por Presidente de la Asociación de los Amigos de Aragón, y por Blanca Hernando Barco, quien firma este artículo, directora del Grupo Folclórico Raza Aragonesa y muchos colaboradores del Centro Español de Paraná.

Para el Grupo Raza Aragonesa es la fiesta  más. “Es como estar en Zaragoza y sentir esa emoción cuando vas por la Calle Alfonso y llegas a la Virgen del Pilar para hacerle la ofrenda. Intentamos traer esa emoción y que todos los presentes se emocionen”. Los grupos hacen una pequeña procesión y le entregan flores a la Virgen, al terminar la ofrenda con las campanas del Pilar tocando, todos oyen una jota. “Es imposible no emocionarse”. También participan grupos folclóricos de otras casas regionales españolas de Curitiba.

Pilar2017

La fiesta ya es muy tradicional en Curitiba, por su alegría por su folclore y tradición, pero también por la tradicional paella para 600 personas. La prepara un gran equipo de colaboradores que no miden esfuerzos para que quede perfecta.  “Cuando empezamos a celebrar esta fiesta hace muchos años, preparábamos varias paellas. Un día decidí que quería hacer sólo una paella, así trabajaríamos menos. Mi marido Saturnino se encargo de hacer la paella en tamaño gigante, y ahora hacemos sólo una. Claro que no es fácil, porque que lleva 60 kilos de arroz, 80 kilos de langostinos y muchas más cosas….. es muy difícil darle el punto, pero mucho mejor. Y queda buena, porque todos los años la gente vuelve” cuenta Maria Blanca Barco Antoñanzas quien dirige la cocina ese día.

Fue una fecha muy especial pues Blanca Hernando recordaba como hace 35 años (1982) se fundó el primer cuerpo de baile de Grupo Raza. “Todo empezó un año antes, pues  cuando cumplí los 15 años no quise la fiesta de puesta de largo que es muy típica en América, preferí ir a aprender a bailar la jota aragonesa.El Centro Español sólo tenía folclore gallego y yo bailaba danza española y flamenco en una academia, y la profesora nos montó una “Jota Aragonesa”, pero mis padres pensaron en que tener un folclore aragonés sería muy bonito, ya que para ellos que son riojanos, es el baile más bonito de España”, nos cuenta Blanca .

Blanca - Curitiba _1979

Y así, en diciembre de 1980 Blanca y sus padres viajaran a Zaragoza, mas precisamente al barrio de Torrero, donde Saturnino Hernando tiene una hermana y entonces les acogió por unos meses. Allí conocieron a Pascual Sierra, que daba clases en club Venecia. Todos se sorprendían al ver el interés que ponía Blanca para bailar la jota. De las manos de Pascual Sierra, llegó a la Asociación Donantes de Sangre y allí conoció a la cantaora Mercedes Soro, quien también quiso ayudar a Blanca y le presentó a un amigo que además de muy buen modisto de trajes aragoneses, había sido bailador del mítico grupol Grupo Raza Aragonesa de Isabel Zapata: Ernesto Navarro. Con él, Blanca aprendió a bailar el Bolero de Caspe, la Jota de Calanda y Gigantes y Cabezudos. Fueron tres meses de mucho trabajo. Al regresar a Brasil, Blanca encontró una dura realidad: no era tan fácil enseñar lo que había aprendido. La jota empezaba a sonar en las fiestas del Centro Español, pero Blanca sentía falta de que más gente se le sumara.

En diciembre de 1981 Saturnino Hernando decide dar un empujón al trabajo que Blanca venía desarrollando y trae desde Zaragoza a Ernesto Navarro quien pasa una larga temporada en Brasil y nace el Grupo Raza Aragonesa de Curitiba. Eran 9 integrantes.

Pasados 35 años, el Grupo raza Aragonesa cuenta con más de 60 integrantes. Tienen un repertorio completo: más de 40 jotas desde la Jota Infantil, pasando por La Dolores, Gigantes, La Olivera y atreviéndose a jotas modernas como Iberia de Miguel  Angel Berna.Sin duda alguna una satisfacción enorme,gracias a la dedicación tanto de Blanca como de todo el equipo que le ayuda, los que nos son pocos. Hoy cuenta con la ayuda incondicional de Maureen Lucia Nascimento, una brasileña con alma aragonesa, que ha conseguido no sólo amar las tradiciones de Aragón, como pasárselas a su hijo Augusto de tan sólo 3 años!

Pilar 2017_procesión

“Somos el único grupo de jotas aragonesas en todos Brasil, pero eso se debe a que la ciudad donde vivo es un mosaico de culturas y gusta mucho el folclore”, nos cuenta Blanca.

El jotero Ernesto Navarro no sólo dejó un grupo de baile, sino que dejó su conocimiento en la confección de los trajes aragoneses. La madre de Blanca,  aprendió a confeccionar los trajes y hoy todos los trajes los hace  Maria Blanca de forma totalmente gratuita. El Grupo tiene una colección de trajes completos que pocos grupos en Aragón lo tienen.

En estos 35 años, Blanca ha podido ver el fruto de su trabajado no sólo en Brasil, pero también en España. En cuatro ocasiones el grupo a viajado a Zaragoza para participar de la típica ofrenda de flores y a actuar en la Plaza del Pilar.

Claro que no han faltado colaboradores en Zaragoza que ha hecho posible que la jota sonara en Brasil: desde su primer maestro Pascual Sierra, pasando por Juan Carlos Serrano de Semblante Aragonés quien en 1997 estuvo impartiendo clases en Curitiba y finalmente al Grupo Nobleza Baturra, a la directora Teresa Betoré y  a Ramón Artigas  quien ya ha viajado en cinco ocasiones para compartir sus conocimientos con los joteros de Brasil. Además de innúmeros colaboradores del mundo de la jota como Jose Luis Urben, Tomas Castillo Serrano, Alberto Librado Millan, Juan José Valencia, Miguel Angel Berna , Pilar Benito y Pedro Tabernero.

Durante todos estos años ha tenido también el incondicional apoyo de la Diputación General de Aragón que ha reconocido la labor que las Casas Regionales realizan fuera de su territorio. “Gracias a todos” dice Blanca.